Podemos Ayudarte

Si tienes una dolencia que quieres que tratemos, ponte en contacto con nosotros.

Contacto

La importancia del ejercicio para prevenir y tratar lesiones

La Punción Seca es una técnica de Fisioterapia semi-invasiva en la que utilizamos agujas similares a las de acupuntura para el tratamiento de puntos gatillos miofasciales o síndrome de dolor miofascial. Los puntos gatillo, definidos de forma muy simple, son puntos donde un tejido muscular está más acortado, de forma que no le llegan nutrientes y, por lo tanto, está hipersensible al tacto. Además puede dar un dolor irradiado a distancia.

La idea es tratar esta zona de contractura máxima (punto gatillo miofascial) mediante la introducción de una aguja, normalmente de acupuntura, en ese punto gatillo. Esto hace que el sistema nervioso central comience un proceso de regeneración de este músculo dañado de forma que llegan más nutrientes y, si la punción ha sido acertada, el músculo se relaja en su totalidad y desaparecen síntomas como el dolor local y el dolor irradiado.

Las técnicas de punción seca pueden ser:

Técnica de Punción Seca Superficial: En esta técnica la aguja no llega a tocar el músculo, se queda en los tejidos suprayacentes, por lo tanto, no alcanza el Punto Gatillo Miofascial (se introducen agujas de acupuntura 5-10mm por encima del PG). Su principal acción es la de reducir el dolor del PGM.

Técnica de Punción Seca Profunda: En esta técnica la aguja atraviesa el Punto Gatillo Miofascial. Según la bibliografía disponible es la más eficaz. Lo que se busca con este tipo de Punción Seca es la destrucción de las placas motoras afectadas y fibras para que cese la síntesis de AcetilColina y como consecuencia la desaparición de la contractura muscular debido al proceso de regeneración del músculo dañado.
Existen diferentes abordajes: Entradas y salidas o giros en busca de la Respuesta de Espasmo Local.

  • Cualquier patología que curse con dolor miofascial tanto a nivel local como a distancia:
    – Cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias.
    – Dolores de cabeza y cráneo.
    – Lesiones musculares: contracturas, elongación muscular, etc.
    – Tendinopatías
    – Lesiones de hombro.
    – Artrosis, otras enfermedades degenerativas…

Por lo tanto, el tratamiento Fisioterapéutico con Punción Seca, según la literatura científica, es importante porque mejora el control del dolor, reduce la tensión muscular, normaliza la disfunción bioquímica y eléctrica de las placas motoras y facilita la rehabilitación activa.

Si quieres saber si la este tratamiento puede ayudarte en tu caso específico ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas.